Causas sociales Empresas Medio Ambiente Responsabilidad Social

Baker McKenzie anuncia objetivos globales de reducción de emisiones de carbono

Baker McKenzie anuncia objetivos globales de reducción de emisiones de carbono
  • La oficina de México fue una de las primeras en reportar su desempeño social y ambiental a inicios de 2019
  • Actualmente el avance en la implementación de los programas es considerable en oficinas como la de México.

Baker McKenzie anunció un plan para reducir significativamente sus emisiones globales de carbono durante la próxima década, demostrando así su compromiso con la responsabilidad social. Las reducciones son parte de la estrategia de sustentabilidad global de la Firma y en apoyo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

La Firma se comprometió a:

  • Reducir su consumo energético en[1] 92% para el año 2030 (tomando como línea base el 2019);
  • Desarrollar una estrategia y meta de reducción para 2021 sobre sus emisiones causadas por viajes aéreos; así como
  • Reportar sus emisiones con el Carbon Disclosure Project a partir de 2020.

El cambio climático es uno de los problemas más apremiantes que enfrenta la humanidad.

Limitar el calentamiento global requiere que todos, incluido Baker McKenzie, tomen medidas para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero, sin demora. Estamos estableciendo objetivos para impulsar un mejor desempeño ambiental en nuestras operaciones globales y para demostrar claramente nuestro compromiso.

Ai Ai Wong miembro del Comité Ejecutivo Global, también Presidente de la región Asia Pacifico y del Comité Ambiental Global de la firma.

Estos objetivos son parte del esfuerzo continuo de la Firma para integrar la sustentabilidad de manera significativa en nuestra estrategia y operaciones.

El cambio climático es una prioridad y una preocupación para muchas personas en nuestra Firma, así como para nuestros clientes y las comunidades donde hacemos negocios. Nuestras diversas audiencias quieren saber que somos parte de la solución.

Christie Constantine, Directora Global de Sustentabilidad de Baker McKenzie

Constantine, quien ha colaborado con Baker McKenzie desde 2013, fue nombrada para el recién creado rol de Dirección Global de Sustentabilidad a principios de este año, lo que refleja el compromiso de la Firma con la sustentabilidad y la responsabilidad social.

El año pasado, la Firma lanzó una estrategia de sustentabilidad global renovada, centrada en los temas ambientales, económicos, sociales y de gobernanza más importantes, identificados por más de 1400 partes interesadas. Además, Baker McKenzie ha priorizado una serie de Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU relacionados con estos temas en los que se centrará durante los próximos diez años. Esto incluye el Objetivo 7 (Energía asequible y no contaminante); Objetivo 12 (Producción y consumo responsable) y Objetivo 13 (Acción por el clima).

La Firma planea reducir su consumo de energía a través de mejoras en la eficiencia energética de sus oficinas (incluyendo un cambio gradual hacia edificios verdes), así como a través de la adquisición de créditos de energía renovable.

Respecto a los viajes aéreos de negocios, que es la mayor fuente de emisiones de la Firma, además de disminuir los viajes no esenciales, Baker McKenzie evaluará las inversiones en tecnología mejorada de videoconferencia y rediseñará reuniones y eventos clave para hacer viable la asistencia virtual. Actualmente, la Firma compensa todos los viajes aéreos de negocios relacionados con sus reuniones anuales y regionales, utilizando compensaciones que brindan beneficios sociales además de la reducción de carbono, como la reducción de la pobreza, la mejora de la salud, el empoderamiento de las mujeres, la creación de empleos u otros beneficios para las comunidades locales.

Los nuevos objetivos construyen sobre los esfuerzos previos de la Firma para hacer que sus operaciones sean más sostenibles desde el punto de vista medioambiental. En 2017, Baker McKenzie lanzó B-Green, un programa diseñado para ayudar a sus oficinas en todo el mundo a integrar la sustentabilidad en sus operaciones. El programa proporciona un camino claro a cada oficina, junto con herramientas y orientación para ayudarles a medir, evaluar y mejorar gradualmente su desempeño ambiental.

En México, nos sentimos orgullosos de ser una de las oficinas más avanzadas en la implementación de este programa ya que desde su lanzamiento, el Comité de Sustentabilidad de la Firma en México, liderado por Juan Bernardo García, Socio de la Firma, diseñó e implementó una estrategia para medir y reportar nuestra huella de carbono al equipo global. Asimismo, creó programas e iniciativas que tienen como objetivo reducir nuestro impacto ambiental con lo cual nos sumamos a los objetivos globales aquí publicados.

Raymundo Enríquez, Socio Administrador de México y líder del Comité de Responsabilidad Social

Por otra parte, también mencionó que México es una de las oficinas que reportó por primera vez el desempeño ambiental y social a sus grupos de interés a través del primer Informe de Responsabilidad Social Corporativa, publicado a inicios de 2019.

La Firma también contribuye a la sostenibilidad ambiental a través de alianzas estratégicas (por ejemplo, fue la primera firma de abogados en unirse tanto al Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible como a la Coalición de Liderazgo del Precio al Carbono); iniciativas pro-bono y de servicio comunitario; y a través del trabajo de sus galardonados grupos de práctica en temas climáticos, de medio ambiente y energía.

[1] Esto incluye las emisiones “tipo 1 y tipo 2” de Baker McKenzie. El Green House Gas (GHG) Protocol (estándar internacional para contabilización y reporte de emisiones corporativas que Baker ha seguido en sus propios cálculos de emisiones) clasifica las emisiones por tipos, el tipo 1 contempla emisiones directas de fuentes propias o controladas, mientras que el tipo 2 contempla emisiones indirectas de la generación de energía adquirida.